logo-focus-panama.gif (6801 bytes)

Página Principal
Cómo llegar a Panamá
Hoteles, Resorts y Cabañas
Restaurantes en Panamá City
Transportándose en Panamá
Información General
ENFOCANDO
Bocas del Toro
El Canal de Panamá
Ciudad de Panamá
Colón y la Costa Arriba
Chiriquí
Deportes
El Valle
Islas de las Perlas
Playas
Provincias Centrales
San Blas
Taboga

Hay un toque de fantasía en las tierras altas chiricanas. En las frescas tierras de la eterna primavera, donde hermosas flores crecen a la orilla de los caminos, el viajero es premiado con imágenes surrealistas de sorprendente belleza.
En esta región bien podría admirar manadas de caballos cabalgando libremente a través de la neblina en un finca de purasangres en la montaña; tranquilas vistas de tierras cultivadas bajo majestuosos montes; rayos de sol reflejados en corrientes y ríos que corren a través de cañones; riscos que se asemejan a guaridas de dragones, y un arco iris en cada curva del camino.
La provincia de Chiriquí, ubicada sobre la ribera del Pacífico occidental panameño y fronteriza con Costa Rica, es todo un mundo por descubrir. El turismo a gran escala, aparte de algún grupo ocasional de observadores de aves, aún no ha llegado por esos lares.
Los vacacionistas panameños ascienden a las laderas del gran Volcán Barú los fines de semana y mantienen el puñado de hoteles del área bastante ocupado, pero de lunes a viernes, bien podrá escoger entre éstos sin reservación alguna.
En Chiriquí, sin embargo, no todo es montaña. La provincia tiene prácticamente de todo, desde el casino del Gran Hotel Nacional en la ciudad de David, capital de la provincia, hasta la pesca de aguas profundas, y playas de blanca arena que se extienden hasta el infinito.
Existen varias opciones de transporte a la provincia, ubicada a 486 Km de la ciudad de Panamá. Aerolíneas nacionales ofrecen vuelos desde el aeropuerto Marcos A. Gelabert, en Albrook, al aeropuerto internacional de David. Los vuelos toman aproximadamente una hora.
Por tierra, el viaje por la Carretera Interamericana toma entre 5 a 6 horas. Alquilar un auto le brinda la oportunidad de ver parte de las provincias centrales en el camino, pero también existe un eficiente y cómodo servicio de autobuses a toda hora. Salen del Gran Terminal de Albrook. Llame al transporte Panamá- David (314-6228), Padafront (314-6264) o Cinco Estrellas (314-6285). De igual manera, es posible alquilar un automóvil en David.

La ciudad de David
La ciudad de David se encuentra sobre una planicie costera. Es una ciudad comercial y el centro de la próspera industria agrícola y ganadera, que es el motor de la economía chiricana. La ciudad tiene un cierto aire a los pueblos del viejo oeste norteamericano.
Es posible visitar la famosa isla de Coiba desde las costas chiricanas. Ubicada a 60 millas de tierra firme, la antigua colonia penal de Coiba es ahora un refugio de vida silvestre y paraíso de pescadores. Hablando de pesca, se puede fletar embarcaciones en el puerto de Pedregal, a sólo diez minutos de la plaza principal de David.
La mejor playa del área, Las Lajas, esta un poco más lejos —a una hora por la Carretera Interamericana.

Finca La Suiza
Si pasar un día en la selva le parece una buena idea, será una buena opción viajar hasta Hornito, en la carretera hacia Bocas de Toro, donde encontrará la Finca La Suiza, un hostal administrado por una pareja suiza que vive en un terreno de algunos cientos de hectáreas de bosques vírgenes. Este lugar cuenta con senderos naturales —el equivalente a 20 horas de camino,


El resplandeciente quetzal. Foto cortesía de Hotel Los Quetzales.

si tiene tanta energía. Hornito se encuenta a una hora en autobús (o menos en automóvil) de la ciudad de David. La entrada cuesta $8. Es una experiencia magnífica. Llame al 615-3774.
La mayor parte de los visitantes, sin embargo, desean viajar a las montañas. La inmensa figura del Volcán Barú se aprecia al norte de la ciudad. Su cima, de 3,475 metros de altura, es gloriosamente visible a tempranas horas de la mañana. En la tarde, la misma puede estar cubierta de nubes.
El Volcán Barú posee dos áreas turísticas: Boquete, en la ladera oriental, y las poblaciones de Volcán, Bambito, Cerro Punta y Guadalupe, en la occidental. Una carretera le llevará desde David, a través de la cordillera, a la ciudad de Boquete, que descansa sobre un verde valle a un costado del volcán. Al llegar, se encontrará prácticamente en otro mundo. Esta región fue poblada entre los s. XIX y XX por europeos y norteamericanos, quienes se dedicaron al cultivo de café y flores. Algunos de ellos se dirigían a California durante la fiebre de oro de los años 1850, pero se quedaron en estas tierras para sacar provecho a una cosecha más segura.
Las laderas de las montañas que rodean el valle reflejan, en la actualidad, el lustro verde oscuro de las plantaciones que producen un excelente grano de café, exportado a Estados Unidos y Europa. Su hotel podrá

organizarle una gira a las fincas cafeteras, llamadas localmente beneficios. El café se cosecha entre los meses de septiembre y abril, tarea realizada, principalmente, por familias de indios ngöbe-buglés, cuyas mujeres visten coloridos atuendos típicos.
De igual manera, su hotel podrá hacer arreglos para enviarle a la cima del Volcán Barú en un vehículo 4X4, y así observar el amanecer sobre dos océanos —un experiencia entre lo maravilloso y lo religioso.

Boquete
Boquete es la sede de empresas que se dedican al emocionante deporte del rafting en los rápidos de los ríos Chiriquí y Chiriquí Viejo, disfrutando de trayectos de clase II, III, IV y V.
Montar a caballo es otra de las giras disponibles. El guía local Eduardo Cano (720-1750) lo guiará durante un paseo a caballo de 2 a 6 horas por espectaculares parajes campestres.
Los senderos públicos del bosque nuboso de Palo Alto son fáciles de seguir y aptos para zapatillas o tenis. Si desea subir más alto, le recomendamos utilizar botas a prueba de agua e ir acompañado de un guía.
El gran evento anual de Boquete es la Feria de las Flores y el Café, realizado en el mes de enero. No obstante, es posible caminar por los terrenos de la feria, ubicados a orillas del Río Caldera, para observar las flores en cualquier temporada. Las mismas están en todo su esplendor entre diciembre y enero. Otros jardines que podrá visitar son El Explorador, abierto los fines de semana y días feriados (Entrada: $1), y el conocido jardín de la familia González, el cual está abierto al público gratuitamente.
Otros eventos de importancia en la región son la Feria de las Orquídeas, en abril, y la Feria Ecológica, en junio.
Si le llama la atención bañarse en aguas termales o frescos ríos, el área de Caldera será su destino.
El Hotel Panamonte, el más antiguo de la ciudad de Boquete, no deja de ofrecer la mejor cocina de las montañas chiricanas, con una elegancia sencilla y un servicio propio del Viejo Mundo.

Volcán, Bambito, Cerro Punta
Para encontrar la carretera que conduce al otro destino turístico montañero de Chiriquí, diríjase, por la Carretera Interamericana, hacia el oeste hasta la población de Concepción, la cual se encuentra también en la planicie costera. Al encontrar el letrero indicativo del Hotel Bambito, gire a la derecha.
El camino se nivela en un altiplano, donde se encuentra la comunidad de Volcán, situada en la ladera occidental del Volcán Barú, cerca de la cima de este último. El pueblo es pequeño, pero con atractivos suficientes: varios restaurantes pequeños, la tienda de artesanías San Benito, dos hoteles y varios grupos de cabañas.
La verdadera montaña mágica se encuentra un poco más adelante. El Hotel Bambito es un punto espectacular con sus hermosos jardines, lagos y fuentes, ubicado en un risco de las empinadas montañas. Bambito es un hotel de cinco estrellas que ofrece lujo y elegancia, contrastando deliciosamente con sus silvestres entornos.

Cerro Punta
La población de Cerro Punta, situada a 10 minutos de distancia, y aproximadamente a 1000 pies de altura sobre Bambito, es el último luga de la cordillera donde podrá llegar sin la necesidad de botas y machetes. Es la cabecera de un ancho y fértil valle; tierra donde no sólo fluye leche y miel, sino también fresas que provienen de su rico suelo volcánico, además de crema, producto del robusto ganado Holstein que se alimenta de los verdes pastos del valle.
Más que cualquier otra zona del Volcán Barú, Cerro Punta fue colonizada por europeos, para quienes la ganadería y la agricultura representaban una forma de vida. Sus decendientes, panameños de nacimiento, aran la tierra con el mismo fervor en la actualidad.
Conducir por la carretera de circunvalación, que pasa por el pueblo de Guadalupe, es una experiencia agradable. Usted podrá visitar la Finca de Orquídeas Drácula, o también podrá observar los quetzales. Pregunte por el Hotel Los Quetzales en Guadalupe, que también ofrece cabañas remotas en en bosque nublado.


Las fincas de Chiriquí producen buena parte de los vegetales frescos de Panamá.