logo-focus-panama.gif (6801 bytes)

Página Principal
Cómo llegar a Panamá
Hoteles, Resorts y Cabañas
Restaurantes en Panamá City
Transportándose en Panamá
Información General
ENFOCANDO
Bocas del Toro
El Canal de Panamá
Ciudad de Panamá
Colón y la Costa Arriba
Chiriquí
Deportes
El Valle
Islas de las Perlas
Playas
Provincias Centrales
San Blas
Taboga

Un escritor istmeño describió a Panamá como “Puente del Mundo y Corazón del Universo” y el hecho de que tanta gente, por placer o necesidad haga escala en Panamá, le proporciona a esta capital un sabor internacional muy singular que confirma esta descripción.
La ciudad capital cuenta con poco más de 700,000 habitantes pero con una vitalidad propia de ciudades de mucha más extensión y mayor población.
El Istmo de Panamá fue descubierto por el explorador español Don Rodrigo de Bastidas en el año 1501, quien en ese viaje estuvo acompañado por Vasco Núñez de Balboa, posteriormente descubridor del Océano Pacifico. Un año más tarde, en 1502, el descubridor de América, Cristóbal Colón visitó el Istmo en su cuarto y último viaje. Trató de establecer una colonia pero fracasó en su intento.
En 1508 se inició el período de Conquista del Istmo de Panamá, que entonces se conocía como Castilla de Oro. La primera colonia la estableció Don Pedro Arias Dávila, gobernador nombrado por la Corona Española en el Darién en la región bañada por las aguas del Mar Caribe.
En 1513, Balboa descubrió el Mar del Sur, conocido luego como Océano Pacífico. Seis años después, por controversias que tuvo con el Gobernador, fue decapitado en la población de Acla en 1519.
La exploración del Pacífico dio lugar al encuentro de un sitio saludable y a ese lugar trasladó Pedrarias la población, dándole el nombre de Panamá a la nueva ciudad.
La exploración del Pacífico culminó posteriormente con el descubrimiento y conquista del Perú, así como el de otros territorios en América Central.
El Istmo de Panamá floreció a partir del descubrimiento del Perú y en especial sus ciudades, Panamá en el Pacífico y Portobelo en el Caribe, al convertirse en la ruta obligada del oro y la plata de las colonias y de las mercaderías de España.
Debido a la codicia de los piratas, filibusteros y bucaneros, Panamá fue objeto de numerosos ataques, siendo finalmente en 1671, víctima del saqueo de Henry Morgan y del incendio que se produjo poco después.
Dos años más tarde fue trasladada a lo que hoy se conoce como el Casco Antiguo.
En los 273 años que siguieron, la ciudad no se extendió más allá de donde está ubicado el Hotel El Panamá. Su crecimiento estaba limitado a una larga franja de tierra comprendida entre la costa y los límites de la Zona del Canal.
Sin embargo, en los años recientes, la ciudad se ha extendido rápidamente en varias direcciones y ahora que el territorio de la Zona del Canal ha sido revertido, la ciudad se expande sobre estaárea también.
POBLACION.- Básicamente la población panameña esta conformada por los descendientes de españoles, indios y negros que residieron en el Istmo a lo largo de su historia y los distintos grupos humanos a que han dado lugar las mezclas entre ellos. Existen también los descendientes de europeos, norteamericanos, chinos, hindúes y otros grupos étnicos, viviendo todos en completa armonía.
Casi todos los inmigrantes adquieren la nacionalidad panameña y se integran a la vida nacional con orgullo y amor por su nueva patria aunque conservando siempre algo del viejo terruño como costumbres, lengua y religión.
La ciudad de Panamá le ofrece al visitante tanta vida diurna como vida nocturna y ambas tienen características definidas.
VIDA DIURNA.- Asumiendo que Ud. no ha llegado a Panamá en plan de negocios y que no necesita de los 70 diferentes bancos que se han establecido en Panamá; que la Zona Libre de Colón no tiene nada que ofrecerle a pesar de los miles y miles de productos que de allí se reexportan a todos los lugares, ni piensa establecer una planta de ensamblaje para surtir a Centro y Sur América, o para envasar y distribuir sus productos desde un lugar más cercano a sus clientes, ni desea invertir sin restricciones de cambio, ni necesita proteger su fortuna en una cuenta cifrada (porque todo éso se puede en Panamá), la ciudad capital le ofrece en primer lugar, un prodigioso centro de compras.
No es raro llegar a un almacén abarrotado de los productos de su país, como tampoco deberá alarmarse si el precio de los relojes, de todas las marcas, sigue siendo mucho más barato que en la misma Suiza y Japón.
Los latinoamericanos, por su proximidad, han aprendido a pagar sus vacaciones con lo que se ahorran en sus compras, y muchos argumentan

que en la reventa ganan lo suficiente para el viaje del año próximo.
Pero si las compras no le entusiasman (y usted sería la excepción a la regla), las excursiones están a la orden del día. Visitar Panamá sin ver el Canal, sería lo mismo que visitar el Niágara sin ver las cataratas. Excursiones al Canal y a los principales sitios de interés se anuncian en esta edición.
VIDA NOCTURNA.- Casinos restaurantes, discotecas, “boites” y“shows” son materia de un mejor análisis más adelante.
El ritmo de la música tropical está encontrando fuerte competencia por parte del alegre sonido de las máquinas tragamonedas anunciando el premio gordo.
Hay excelentes restaurantes de todo tipo, algunos de insobornable lealtad a su escuela culinaria, otros menos tradicionales que proclaman su cocina internacional, pero Ud. puede escoger desde un bistec hasta caracoles a la Borgoñesa, calamares en su tinta, langosta a la Thermidor, o platos de la cocina cantonesa.
Sería imposible recoger en este espacio todo lo que Panamá tiene para ofrecer al turista, pero estamos seguros de que no importa cuán corta sea su permanencia, siempre se llevará la sensación de que no lo ha visto todo y que Ud. tiene que volver.

Cosas para hacer en Panamá
RECORRA LA CIUDAD. Agencias de viaje ofrecen giras por la ciudad que toman de dos a dos horas y media. Los conductores son bilingües.
Una gira clásica por la urbe incluirá las ruinas de la vieja ciudad de Panamá, el Panamá colonial (Casco Antiguo) y las secciones más modernas de la ciudad.
Para mayor flexibilidad, puede alquilar un taxi de turismo en las afueras de los principales hoteles.
VISITE EL CANAL. Las agencias que organizan giras de la ciudad ofrecen visitas al área del Canal. Estas toman unas dos horas y media. Podrá combinar ambas giras.
VISITE MI PUEBLITO. Una réplica exacta de un pequeño pueblo del interior de principios del siglo XX. Oficinas públicas, tiendas, una escuela y una diminuta iglesia rodean una plaza de piedra y su fuente. Un museo dedicado a “La Pollera” —el atuendo femenino nacional de Panamá, y espectáculos folklóricos los fines de semana, hacen de Mi Pueblito un lugar que el turista no debe dejar de visitar. También están las réplicas de los pueblos típicos de las otras dos principales etnias panameñas: los afroantillanos, y los indígenas de San Blas, los emberás, los ngöbe-buglé.
Transite por el Canal: Vea nuestra sección sobre el Canal de Panamá.
Tome un ferry a la Isla de Taboga, situada en la entrada pacífica del Canal de Panamá. Llame 264-6096 ó 261- 0350.
Presencie una carrera en el Hipódromo Presidente Remón. Las mismas se realizan durante las tardes de 6:30 p.m. a 9:00 p.m. cada jueves, sábado, domingo y días feriados.
Observe un espectáculo folklórico con coloridos trajes típicos y danzas tradicionales. Se ofrecen en el restaurante Tinajas, en el Hotel Plaza Paitilla Inn y en el centro turístico Mi Pueblito.
Haga un viaje ecoturístico: Existen varias opciones: • Gamboa Rainforest Resort —vea nuestra sección sobre el Canal de Panamá. • El Parque Natural Metropolitano —reserva forestal situada, sorprendentemente, dentro de los límites de la ciudad capital. • El Monumento Natural Barro Colorado, ubicado en una isla del Lago Gatún. El monumento es regentado por el Instituto de Investigaciones Tropicales del Smithsonian y es posible realizar visitas al lugar a través de la institución o por medio de una empresa de giras turísticas.• The Canopy Tower, ubicado a media hora de la ciudad.
Viaje en tren: Pase un día en Colón viajando en tren, un recorrido por las riberas del Canal. Parte de Corozal a las 7:15 a.m. Regresa de Colón a las 5:15 p.m.
Paseando por la Calzada de Amador: Un perfecto lugar para relajarse y disfrutar de la vista pintoresca de la ciudad, desde la bahía. Camine, practique el jogging, pasee en bicicleta o disfrute de alguno de sus muchos restaurantes.
Visite el Museo Antropológico Reina Torres de Araúz: El museo está situado sobre la Plaza Cinco de Mayo y cuenta con una excelente colección de huacas de oro.
Visite el Museo del Canal Interoceánico: El museo se encuentra sobre la Plaza Catedral, en San Felipe, el barrio colonial de la ciudad que está siendo restaurado. Sitio ideal para una gira complementaria.


Avenida Balboa y el Parque Vasco Nuñez de Balboa.